Heterodoxia parlamentaria

<p style="text-align: justify;"> Del parlamento en el &aacute;ngulo oscuro, de su orador tal vez olvidada, silenciosa y cubierta de polvo, ve&iacute;ase la tribuna parlamentaria . &iexcl;Cu&aacute;nta palabra dorm&iacute;a en sus maderas, como el p&aacute;jaro duerme en las ramas, esperando la voz de trueno que sabe pronunciarlas!</p> <p style="text-align: justify;"> &iexcl;Ay!, pens&eacute;; &iexcl;cu&aacute;ntas veces el verdadero pol&iacute;tico as&iacute; duerme en el fondo de la c&aacute;mara, y una voz como L&aacute;zaro espera, que le diga lev&aacute;ntate y habla!</p> <p style="text-align: justify;"> La pol&iacute;tica parlamentaria en Espa&ntilde;a es una anotaci&oacute;n en el &ldquo;time line&rdquo; de nuestra sociedad de ciento cuarenta caracteres. Esta semana, con el proceso de constituci&oacute;n de las c&aacute;maras de esta nueva legislatura, hemos comprobado que la pol&iacute;tica es un nuevo tratado de heterodoxia parlamentaria.</p> <p style="text-align: justify;"> Nadie puede exigirles el dolor por una Espa&ntilde;a que Larra vomit&oacute; en sus columnas, y Unamuno sufri&oacute;. Pero si debi&eacute;ramos aspirar al decoro m&iacute;nimo que un pueblo de siglos de historia compartida merece.</p> <p style="text-align: justify;"> Los nuevos parlamentarios han encontrado la m&eacute;trica perfecta para su puesta en escena. La comunicaci&oacute;n y la cr&iacute;tica pol&iacute;tica en Espa&ntilde;a abandon&oacute; hace tiempo el rigor de los an&aacute;lisis y encontr&oacute; su espacio entre la publicidad de una tertulia televisiva. Basta con proponer anzuelos con formato televisivo de mensaje breve y plano, para que el personal no atienda a proposiciones mayores. Vaciando de contenido el debate parlamentario, la pol&iacute;tica se traslada fuera de las c&aacute;maras legislativas, y ah&iacute; siempre gana el que sabe manejar el &ldquo;agitpro&rdquo;, la agitaci&oacute;n y la propaganda, en la calle.</p> <p style="text-align: justify;"> No pueden hacernos creer que es nueva pol&iacute;tica para un nuevo tiempo la banda de m&uacute;sica, la bicicleta en el aparcamiento, el carrito del ni&ntilde;o o la promesa que no compromete. Eso no es ni vieja ni nueva pol&iacute;tica: es mala pol&iacute;tica.</p> <p style="text-align: justify;"> Muchos espa&ntilde;oles cada vez tienen m&aacute;s la sensaci&oacute;n de que lo que tejen con esfuerzo por el d&iacute;a, los pol&iacute;ticos lo destejen por la noche. Existe un gran problema territorial en nuestro pa&iacute;s, hay muchas dudas con la financiaci&oacute;n de una&nbsp; formaci&oacute;n pol&iacute;ticas emergente por parte de diferentes dictaduras, nuestra econom&iacute;a est&aacute; en observaci&oacute;n, el paro sigue siendo una lacra, han aparecido nuevas amenazas a la estabilidad internacional, y aqu&iacute; andamos ocupados en encontrar un retiro dorado a dirigentes pol&iacute;ticos en las mesas de las c&aacute;maras.</p> <p style="text-align: justify;"> Unos ejercen de poli bueno, otros de poli malo, y el resto siguen a cero grados, ni fr&iacute;o ni calor. No hay mayor indolencia que la que considera que el tiempo ser&aacute; el que resuelva los problemas y los desaf&iacute;os.</p> <p style="text-align: justify;"> No me cabe ninguna duda que la conciliaci&oacute;n de los intereses personales de los pol&iacute;ticos ser&aacute; la que conforme una nueva mayor&iacute;a parlamentaria que seguir&aacute; olvid&aacute;ndose del inter&eacute;s com&uacute;n.</p> <p style="text-align: justify;"> Como a Larra y a Unamuno, ahora escribo: me duele Espa&ntilde;a.</p>

© Joseantoniotrujillo.com   Diseñado por: Avances | Comunicación Visual